COMECyT Ciencia y Tecnología

noviembre 14, 2007

Prospectiva de la Ciencia y la Tecnología en el Estado de México

Filed under: General — Etiquetas: , , — eliasmicha @ 9:28 pm

Dr. Elias Micha

En el contexto actual, de los tres factores determinantes de la productividad: la fuerza de trabajo, la formación de capital, y el capital del conocimiento; éste último, va adquiriendo más importancia en todo el mundo. La capacidad de innovar en productos y en procesos se ha vuelto la actividad más rentable de las empresas, principalmente en las industrias basadas en alta y media tecnología. Puesto que, para ser competitivo no bastan los recursos financieros, recortes de personal, renovación de equipos, sino combinar todo con una alta dosis de asimilación y desarrollo propio de tecnología y cultivo del cambio cultural de la empresa.

La competencia internacional representa para las empresas mexicanas un reto de carácter idéntico al que enfrentamos todos los mexicanos: cultural y educativo. La cultura empresarial mexicana, y en general de toda la sociedad, se ha creado y desarrollado de manera reciente; en comparación, con el resto del mundo, cuya tradición arranca desde el origen mismo de la industrialización.

La mayor parte de las empresas que funcionarán en el 2030 no existen hoy; quienes las dirigirán y operarán, quienes van a hacer de la ciencia y tecnología una condición sine qua non, están ahora en las escuelas adquiriendo competencias: conocimientos, habilidades, valores y actitudes. Es necesario sensibilizarlos sobre el valor del trabajo, la competencia, la colaboración y la importancia de la ciencia y tecnología, de la innovación y el desarrollo tecnológico; así como de la veracidad, honestidad y un sano nacionalismo. De no ser así, en el futuro nos costará mayor esfuerzo y será menos promisorio.

El futuro dependerá del comportamiento de los siguientes tres actores de la Investigación y el Desarrollo Tecnológico:

a) Las empresas productoras de bienes y servicios, que deben decidir si desarrollan tecnología propia, además de adquirir la generada en otros países.

Esta decisión tendrá carácter económico y en ella intervendrá la percepción que tengan las empresas sobre el riesgo financiero que implica el desarrollo propio. Además habrá un florecimiento de vinculación con el sector académico de la investigación, porque la demanda de conocimientos aplicados aumentará consecuentemente.

b) El gobierno, en su función de fomentar el desarrollo. En las condiciones actuales, lo que más falta son estrategias de crecimiento con compromisos de financiamiento a plazos de 10 ó más años.

Es importante recuperar el valor social de la carrera de investigador científico, asignarle salarios justos y hacerla atractiva para los jóvenes más talentosos que egresan de la educación superior. Por otra parte, es necesario que las políticas tecnológicas sean de fomento, no de regulación, y deseablemente orientadas por las prioridades del desarrollo industrial; además, debe reconocerse en dichas políticas, que el desarrollo tecnológico del país se dará en el seno de las empresas.

c) La comunidad académica y de investigación, cuya misión es contribuir a la educación científica de la sociedad.

Esta misión se cumple mediante tres actividades principales:

Esta misión se cumple mediante tres actividades principales:

La generación del conocimiento, que permite a los investigadores estar en la frontera de su disciplina y mostrar a la sociedad el dinamismo y el poder de la ciencia.

La participación directa de los investigadores en la educación de los profesionales en todos los campos del saber, comprensión de la ciencia y el fomento de la innovación.

La capacitación y entrenamiento de nuevos investigadores mediante la supervisión y tutelaje de estudiantes de posgrado.

Anuncios

Blog de WordPress.com.